Aquellos tiempos en las que se habГ­an enamorado mediante cartas quedaban en el ayer.

Aquellos tiempos en las que se habГ­an enamorado mediante cartas quedaban en el ayer. “Te tomo en lo bueno desplazГЎndolo hacia el pelo en lo nefasto, en la riqueza asГ­В­ como en la pobreza, en la sanidad asГ­В­ como en la enfermedad”. Esos son las votantes matrimoniales que varios hombres o hembras suelen olvidar cuando …